¿Por qué fuimos a la guerra?

Fidel Castro habla de la intervención cubana en Angola en la ONU (1975)

Fidel Castro habla de la intervención cubana en Angola ante la ONU (1975)

De acuerdo con este discurso de 1975 de Fidel Castro (pinche en la imagen para ver un fragmento), Cuba entró la Guerra de Angola por simple solidaridad con los angolanos.

Treinta años después, uno de los libros más serios sobre el tema, “The Cuban intervention in Angola, 1965-1991, from Che Guevara to Cuito Cuanavale”, respaldó de algún modo esas declaraciones.  Su autor, Edward George, asegura que la intervención cubana fue un movimiento estratégico para impedir un desastre militar de los izquierdistas angolanos en uno de enclaves disputados de la  Guerra Fría.

Pero como suele suceder, circulan numerosas teorías sobre los verdaderos intereses del gobierno cubano en tan lejanos parajes. ¿Buscaba algo Fidel Castro a largo plazo? ¿Por qué envió a tantos  miles de cubanos -más de 300 mil- a jugarse la vida durante 16 años? ¿Qué opinan ustedes?

Memorias

Nuestras banderas de combate se inclinan delante de los combatientes cubanos caídos en tierra angolana-Agostino Neto

Nuestras banderas de combate se inclinan delante de los combatientes cubanos caídos en tierra angolana-Agostinho Neto.

“El primer muerto de Holguín en la Guerra de Angola fue un muchacho del reparto Vista Alegre, de apellido Sosa. Pero del que más me acuerdo es de Ronald Andalia Nieves.  Tenía como 27 años cuando lo mataron, en enero o febrero de 1978 y era hijo único.   Fue un caso muy triste porque ya a él le tocaba irse, pero siempre dejaban la tercera parte del regimiento para que adiestrara a los que venían y por eso se quedó. Estábamos en Luso (hoy Luena), en la provincia Moxico, en el frente este de Angola. Era radista, y ese día tampoco le tocaba ir en misión, sino a un compañero, de apellido Pino. Iba en una BTR y la explotaron con una mina teledigirida, dicen que el cuerpo se desintegró. Creo que la madre, Amalia Nieves, una costurera, nunca se recuperó. Parece que tenía un presentimiento porque antes de salir en esa misión me dejó un maletín con sus cosas : unas gafas para al padrastro, las cartas de la madre, una pluma, unas pañoletas de cabeza” (Ex médica internacionalista en Angola)

CICATRICES

Veterano de la Guerra de Angola, fotografiado en 2001 en La Habana (www.lumika.org)

Veterano de la Guerra de Angola, fotografiado en 2001 en La Habana (www.lumika.org)

La Guerra de Angola transcurrió paralela a los años que viví en Cuba, pero tengo una vaga noción de ella,  formada con fragmentos de lo que  susurraban los mayores, familiares y amigos, en las raras ocasiones en que hablaban de sus vivencias en el lejano conflicto bélico.  Imagino que a miles de cubanos les sucederá lo mismo.

A inicios de la década de los 90, en pleno período especial en La Habana, coincidí muchos mediodías en un improvisado puesto de pastelitos con un hombre que no paraba de hablar cosas incoherentes. Me daba tanto miedo que no lo miraba y hoy no puedo describirlo físicamente, pero el sonido de su monserga aún me acompaña. Un día, advirtiendo mis temores, la dueña del negocio me contó que ese hombre se había vuelto loco en la Guerra de Angola.

Ese recuerdo recurrente -el efecto de los horrores de la guerra con los que hemos convivido muchas veces sin saberlo- me impulsa a buscar testimonios de un conflicto que marcó las vidas de miles de cubanos, en aras de recuperar una memoria colectiva que nos pertenece a generaciones presentes y futuras.

Este blog quiere ser un punto de encuentro -y catarsis- para todos los veteranos de la Guerra de Angola.

Yo soy la moderadora, ustedes los protagonistas. Los invito, primero, a compartir sus recuerdos de los caídos.