Cangamba en el cine

Hace dos años Rogelio París dirigió “Kangamba”, una película de ficción financiada por el MINFAR y el ICAIC, que será recordada como la versión cinematográfica oficialista del choque más sangriento de la toda la guerra de Angola. Como sucedió con otras batallas, en el caso de Cangamba ambas partes se atribuyeron la victoria.

La película recoge los acontecimientos ocurridos durante los nueves días de sitio de la UNITA al poblado de Cangamba, en la provincia de Moxico, en agosto de 1983.

Aquí un par de fragmentos del filme:

En este, pura acción:

¿Les parece una representación verosímil?

En el próximo post, una versión menos ficticia de Cangamba.

Anuncios

Lo mejor fue los amigos

Tropas cubanos en el área de Cangamba

Mi nombre es Alejandro pero la gente de Angola y de mi unidad, la 4895 Brigada de Desembarco y Asalto (BDA) me decían el Yety.
A nosotros nos mandaron para Angola en agosto de 1983 porque en un lugar llamado Cangamba había unos cubanos cercados. Nos dijeron que los sacaríamos del cerco y regresábamos a Cuba.
Recuerdo que llevamos el armamento y los paracaídas en el mismo avión en el que salimos de Cuba, pero después de Cangamba fue una cosa y luego otra, recorrimos Angola de norte a sur y de este a oeste, al final regresamos en enero de 1985 (fueron solo 18 meses, yo sé que la mayoría estuvo más tiempo).
Me alegra mucho haber encontrado este blog yo siempre he tratado de encontrar información sobre la guerra de Angola,  porque formó parte de la vida de muchos cubanos y sus familias y por supuesto de los angolanos y de personas de otros países de la region-yo recuerdo que con nosotros estuvieron un tiempo unos namibianos.
En la guerra los amigos que uno crea son para toda la vida, son los que te ayudan en las situaciones difíciles. Si no, que lo digan los que prácticamente me tuvieron que cargar durante 3 ó 4 días por la selva en Malange cuando estaba tan débil por la hepatitis, hasta que mandaron un helicóptero.  Cuando había frío dormíamos junticos para darnos calor (sin complejos).
Eso fue lo mejor de Angola, LOS AMIGOS.
Por eso aunque a muchos no los volví a ver y a otros no los veo hace tiempo quiero que sepan que no los olvido. (Testimonio de El Yeti, publicado originalmente en la sección Reencuentros)

*A los veteranos de Cangamba: Próximamente hablaremos de esa batalla.

Max Marambio y Angola

El empresario chileno Max Marambio

El empresario chileno Max Marambio

Max Marambio, empresario chileno involucrado en una complicada trama de corrupción y muerte en Cuba, estuvo en Angola como miembro de las Tropas Especiales del MININT. Fue amigo cercano de Tony y Patricio de La Guardia.

Marambio estudió en la isla en la década del 60 y luego regresó a Chile. Tras el golpe de estado que derrocó a Salvador Allende -de cuya guardia personal fue jefe- se radicó en Cuba durante décadas.

Aquí un poco más de su historia:

Hasta hace sólo unos meses Marambio era defensor incondicional del gobierno de La Habana. Durante las elecciones de diciembre del año pasado en Chile fue jefe de campaña del candidato Marco Enríquez-Ominami y negó que en Cuba hubiera una dictadura:

Pueden ver más detalles sobre este personaje en el blog HavanaLuanda.

Cuando era miembro de las Tropas Especiales, Marambio -quien además usaba varios nombres falsos- tenía el sobrenombre de “El Guatón”. ¿Alguien lo conoció en Angola?

Desde Angola

Ya se les está olvidando a los angolanos todos los cubanos que murieron aquí en Angola. Hace poco fue el aniversario de la batalla de Cuito Cuanavale, estuvieron hablando de eso tres días en televisión. De la manera en que lo presentaron todo el mérito fue del ejercito angolano, no mencionaron a los cubanos para nada, sin embargo en las fotos de la guerra que sacaron todos los que salían eran cubanos. El presidente Jose Eduardo Dos Santos hablaba de como él personalmente dirigió las tropas.

Eso es así, ya que abrieron a la democracia, las relaciones y los méritos han pasado a otros planos. Ahora lo que les interesa es la reconstrucción de Angola. La lucha ahora con los inversionistas y Cuba no tiene nada que invertir. Las relaciones con Estados Unidos están mejorando, van a abrir vuelos directos a Luanda y están invirtiendo en muchos lugares. Y  hay casi más chinos que angolanos, están en todas partes. Ponen la cosa mala porque nadie puede competir con los bajos precios de ellos. (Mensaje de El guajiro, desde Luanda)

Una entrevista con Savimbi

La mayoría de los cubanos que combatieron al jefe de la UNITA, Jonas Savimbi, sólo tenía una idea vaga sobre el escurridizo enemigo al que nunca lograron atrapar.

En 1979, un periodista exiliado logró entrevistarlo. Ese cubano es hoy el actual alcalde de Miami, Tomás Regalado.

Más de tres décadas después, la inusual entrevista continúa siendo el referente más completo del pensamiento de Savimbi sobre la confrontación con las tropas cubanas. Creo que será una interesante lectura para los veteranos de la Guerra de Angola, y por eso la reproduzco más abajo.

¿Qué opinan ustedes? ¿Le dio la historia la razón al líder de la UNITA en alguno de sus planteamientos?

Un Rebelde con Causa

Por Tomás Regalado

Exclusiva Mundial de IDEAL

Era el mes de enero de 1976, sabíamos que habían llegado varios centenares de cubanos a Angola, pero desconocíamos que ya estaban participando en forma activa en combate. Nuestras fuerzas capturaron a un joven blanco que hablaba español. Dijo que había nacido en España y que había sido contratado por los portugueses; lo pusimos en duda. Uno de nuestros amigos había vivido años en España y había estado en Cuba. Le enviamos a conversar con el prisionero; le ofreció un puro y el joven dijo no saber qué era un puro. Reaccionó y contestó…ah, un tabaco…nuestro amigo regresó con el veredicto: el prisionero es cubano. Así conocimos de la presencia de unidades cubanas de combate en la guerra civil.

Aquel joven al verse decubierto dijo: sí, soy cubano, pero sólo hablo al jefe, a Savimbi…Yo soy Savimbi, puedes hablar que te respetaremos tu vida,le contesté,y el prisionero ofreció todos los detalles del arribo de las unidades cubanas, los lugares y la forma en que operaban.

En forma pausada, amena, Jonas Malherio Savimbi nos relata esta y otras interesantes anécdotas; habíamos conversado durante horas y grabado parte de una entrevista y ahora cenábamos para después continuar la labor.

El viaje fue largo, Miami-París, y después rumbo a un país africano. Allí se producirá una de las reuniones con el máximo dirigente de las guerrillas anticomunistas de Angola, quien salió de territorio liberado del país para este histórico encuentro.

Durante semanas se preparó la entrevista. La vida de Jonas Savimbi sería el trofeo más codiciado de Moscú y La Habana, y por eso las medidas de seguridad eran extremas. El Presidente de la Unión Nacional para la Independencia total de Angola se encontraba solo por unos días en un país africano amigo. Junto a él varios dirigentes del más poderoso grupo guerrillero anticomunista del Africa: Jeremías Chitunda, el eficiente y talentoso Secretario de Información, y Tony Fernández, el activo delegado en Londres y Bruselas; el ayudante del Presidente, el comandante Jean Batiste; sus guardaespaldas y su secretaria. Nos acompañaba nuestra esposa, Raquel, que se ocuparía de dejar constancia gráfica a través de fotos de las distintas reuniones.

El 23 de marzo de 1966, Jomas Savimbi, nacido en el seno de la tribu Ovinvundo, la mayoritaria de Angola, graduado de Ciencias Políticas y Jurídicas en la Universidad de Lausana, en Suiza, fundó junto a doce hombres, la Unión Nacional para la Independencia Total de Angola UNITA, fijando su cuartel general en Lusaka, la capital de Zambia, para luchar contra el colonialismo de Portugal que dominaba a su país. Más tarde era expulsado de ese país por lanzar ataques contra territorio angolano, y en julio de 1968, hace más de diez años, se internó en las selvas de Angola.

Cuando los portugueses se retiraron en 1975 de Angola, UNITA era el grupo mayoritario en ese país de seis millones de habitantes y seis veces mayor en extensión que Cuba. Sin embargo, la Unión Soviética, que deseaba instalar su base africana en ese estratégico país, dispuso el envío de miles de soldados cubanos, que instalaron en el poder al poeta marxista Agostinho Neto, dirigente de un grupo guerrillero minoritario, pero que respondía a Moscú.

De nuevo se iniciaba la lucha para Savimbi, y hoy a los 42 años de edad, el culto dirigente guerrillero se ha convertido en el principal obstáculo para los planes de expansionismo soviético en el continente africano, por cuanto ha obligado a Fidel Castro a mantener a decenas de miles de hombres, que si no estuvieran combatiendo a las pujantes fuerzas de UNITA estarían invadiendo y conquistando países africanos.

Los dirigentes deben luchar junto a su pueblo y no viajar y vivir en el extranjero, alejados del combate -así describe su estrategia Jonas Savimbi. De ahí que conceda muy pocas entrevistas y rara vez sale al extranjero; pero la presencia de más de 30mil cubanos militares y civiles en Angola, y las muertes diarias de cubanos han hecho que la guerra en Angola sea ya la guerra de Cuba, la guerra de Fidel Castro. Savimbi quiso hablar a los cubanos y allá fuimos convirtiéndonos así en el primer periodista de habla hispana, de Estados Unidos, América Latina o Europa, que logra entrevistar al legendario lider guerrillero. En perfecto inglés, y después en portugués, Jonas Savimbi nos ofreció para WRHC y la Revista IDEAL la siguiente entrevista, que ofrecemos en forma textual y completa por el interés informativo y el impacto político que tiene la misma para Estados Unidos para Africa y para Cuba.

Regalado: Señor Presidente, quisiéramos conocer su análisis sobre la guerra en Angola al iniciar 1979.

Savimbi: La situación en Angola ha mejorado mucho para nuestro lado, a pesar de que el enemigo ha traído nuevas tropas; tropas cubanas, tropas de Alemania del Este; quiero decir, apunta, que los alemanes del este son ahora un nuevo elemento de la intervención rusa en nuestro país; pero a pesar de todos los intentos para aplastar nuestra resistencia, nuestro pueblo, nuestros soldados han resistido, porque saben que la historia los respalda; ninguna invasión extranjera puede triunfar, cualquiera que sean los medios que empleen, cualquiera que sean las razones que den, porque el imperialismo, el colonialismo, están condenados al fracaso. Es por eso que hemos logrado resistir a los cubanos, a los rusos, a los alemanes orientales durante estos tres años; es por eso que nos sentimos muy optimistas que el próximo 1979, este año que ya entremos, nos traerá nuevas y grandes victorias.

Regalado: Durante años, hemos venido informando y denunciando la presencia militar cubana en Angola; sin embargo, hay quienes afirman, incluso fuentes oficiales en Estados Unidos, que el nivel de cubanos ha disminuido en su país…

Savimbi: El número de tropas cubanas no ha disminuido; lo que ha pasado es que han retirado algunos tropas que han estado durante mucho tiempo en Angola y han traído nuevas tropas de refresco. El número de tropas cubanas en Angola hoy es de 25 mil, o sea, que no ha habido reducción. Algunas personas tratan de justificar la presencia de cubanos, o tratan de convencer al mundo de que Castro tiene intenciones de retirarse de Angola. Estas personas están jugando con un problema muy sensitivo de geopolítica; Castro no tiene intenciones de retirarse de Angola; Castro haciendo creer esa retirada quiere ganarse la simpatía de los americanos para su régimen tomando ventaja de la posición del Presidente Carter, y al mismo tiempo Castro quiere el reconocimiento diplomático del régimen de Angola por parte de Estados Unidos; es por eso que está jugando con palabras haciendo ver que habrá retirada de tropas.

-Yo creo -continúa diciendo el dirigente guerrillero- que es importante recordar al mundo que en 1976 Castro hizo unas declaraciones a través de Suecia, diciendo que retiraría 200 tropas de Angola cada semana, y nunca hizo eso. Ahora dice de nuevo que el pasado mes de octubre tenía intenciones de retirar las tropas cubanas de Angola, pero que debido a la invasión de Africa del Sur, tuvo que enviar más tropas. Lo cierto es que Castro nunca tuvo ni tiene intenciones ni deseos de retirar sus tropas; él desea que permanezcan en Angola. Yo creo que es importante decir esto: Fidel Castro hasta que se produjo su invasión de Angola no era una figura política tan importante, pero desde que invadió a Angola, desde que triunfó, al menos públicamente, en su maniobra sobre los americanos, Castro se ha convertido en una persona importante. Ahora es una personalidad política de dimensiones internacionales. Cualquier cosa que diga Castro en La Habana es reportado inmediatamente en la prensa occidental en Estados Unidos, en Francia, en Londres, y por eso yo creo que esto lo alentó para intervenir en Etiopía; por eso es que tenemos aquí en Africa más de 50 mil tropas cubanas. Yo creo que nosotros en UNITA hemos probado que Castro puede ser derrotado, a pesar de los grandes armamentos; nosotros hemos estado resistiendo durante tres años,y todos los observadores están de acuerdo en que Castro ha perdido más de 8 mil tropas en Angola.

Regalado: Precisamente, sobre eso quería hablarle, conocer su apreciación sobre los muertos cubanos en la guerra de Angola.

Savimbi: Castro no puede admitir públicamente que él ha perdido tantos hombres, debido al impacto negativo que esta información puede tener en la situación interna, pero varios observadores han dicho esa cifra, 8 mil muertos; por ejemplo, entre las personas que acompañaron al senador George McGovern a Luanda, una ha escrito que ha visto columnas de ataúdes de cubanos que estaban siendo sepultado, y dijo que ese escenario es algo común, o sea, que es muy difícil de admitir, pero sabemos que 8 mil soldados cubanos han muerto en Angola durante estos tres años.

-Ahora tenemos otra explicación- prosigue Savimbi-. Al principio los soldados cubanos eran muy agresivos, nos perseguían en la selva, masacraban nuestra gente, pero después de tres años se encuentran absolutamente desmoralizados; la vida de los cubanos es ahora muy difícil, ya no se atreven a penetrar en la selva,porque saben que cada vez que lo hacen dejan en la tierra 100 muertos, 50 muertos; nosotros pensamos que cualquiera que sea el camino que tomen los acontecimientos, los soldados cubanos no tienen oportunidad de ganar la guerra de Angola. Si los americanos adoptan una política correcta y coherente, nosotros podremos acelerar la derrota de las tropas cubanas en Angola, pero si no lo hacen, tres años son bastante para demostrar que los cubanos pueden ser derrotados en Africa.

Regalado: ¿Qué consideraría usted como política correcta y coherente de la administración Carter en relación a Angola?

Savimbi: Yo creo que debemos ir hacia atrás un poco para tratar de describir el pensamiento actual de la administración Carter. Debemos decir que no existe una política exterior en la administración Carter, no sólo en relación a Angola, no sólo en relación a Africa del Sur, sino al mundo…Después de la derrota de los americanos en Vietnam, nosotros consideramos que ellos han abdicado de su posición de superpoder en el mundo…Ellos, los americanos, han cedido terreno a los soviéticos; nosotros estamos de acuerdo con la reciente entrevista del doctor Kissinger, cuando dijo que la administración Carter está ignorando la geoplítica. Muchas personas ahora tratan de evitar enfrentarse a los cubanos, que no son más que los enviados de Rusia, muchos temen incluso enfrentar a los cubanos donde están siendo derrotados, o sea, en Angola; es lo que dije antes, hemos probado sin la ayuda de nadie,y si hemos tenido ayuda ha sido muy pequeña, hemos probado, repito, que podemos retar a los soviéticos y a los cubanos. ¿Qué pasaría si nosotros tuviéramos el respaldo de un superpoder como Estados Unidos? Podríamos derrotar a los rusos. Pero los Estados Unidos ha permitido a los cubanos venir a Angola, crear un precedente que le permitió a los rusos enviar a los cubanos al Cuerno de Africa. Los rusos desde Angola, desde el Medio Oriente están amenazando; hoy lo único está haciendo la administración Carter es entregar terreno a los rusos con el pretexto de que en el principio esta situación se describió como un problema africano, cuando sabían muy bien que los cubanos estaban involucrados, que los rusos estaban involucrados; hoy ha quedado bien claro que nuestro problema no era lucha africana…Angola fue el principio del expansionismo soviético en este continente. Es por eso que la administración Carter necesita una política para enfrentar esas invasiones; si no, será demasiado tarde.

Regalado: ¿Cómo puede Estados Unidos enfrentarse al expansionismo soviético en Africa?

Savimbi: Vamos a tomar como ejemplo el problema de Angola. Nosotros entendemos, aunque no tenemos pruebas ni tampoco contactos con la administración Carter por el momento, que ésta se está preparando para reconocer diplomáticamente al régimen de Luanda; están teniendo algunas dificultades con su opinión pública, con el Congreso, con el Senado, debido a la presencia de 25 mil tropas cubanas en Angola. Quieren darle la vuelta a este problema, diciendo que muchos países han reconocido ya al régimen de Luanda, que los cubanos no deben ser una precondición. Si la administración Carter reconoce al régimen de Luanda, que los cubanos en Angola está fijando un precedente muy peligroso, que será repetido una y otra vez en Africa y algún día en otros lugares. Es por eso que pensamos que es muy importante para la administración Carter revisar la situación en Angola. La situación en Angola ha fijado ya precedente muy graves, porque sin la victoria aparente de los rusos en Angola, ellos no se hubieran atrevido a invadir el Cuerno de Africa, que es una zona muy estratégica debido al Mar Rojo; es por eso que pensamos que es muy importante para ellos que sean firmes, porque lo que va a pasar en Africa en los próximos dos o tres años, definitivamente afectará a Europa y cualquier cosa que afecte a Europa Occidental afectará el balance de poder entre Estados Unidos y la Unión Soviética.

Regalado: ¿El caso de Namibia, podrá acaso convertirse en una base soviética?

Savimbi: Así lo creo, ¿pero desde dónde van a lanzar una invasión para transformar a Namibia en una base soviética? …Desde Angola, porque Angola es una base desde donde los rusos pueden progresar hacia cualquier dirección; nosotros tenemos ahora, por ejemplo, lo que se llama zonas de tensión en Zimbabue en Namibia, en Africa del Sur, y es desde Angola que pueden transformar a Namibia en una base soviética. Ahora tienen a los alemanes orientales, que son soldados del Pacto de Varsovia, para ayudar a suprimir la resistencia, pero que tienen como meta el estar listos para intervenir en Angola, sólo porque no hubo en Angola una resolución por parte de Washington para detener a los rusos.

Regalado: ¿Está a tiempo aún el mundo libre para enfrentar el avance soviético?

Savimbi: Sí hay tiempo, porque estamos allí y estamos resistiendo; absolutamente sí hay tiempo, pero esto merece un análisis más extenso. La preocupación en América hoy es que todo el mundo está viendo un nuevo Vietman en el Cuerno de Africa, un nuevo Vietnam en Irán, un nuevo Viet Nam en Angola, un Vietnam en cualquier lugar…Esto es falso, todo problema político tiene su propia esencia de acuerdo con el contexto de la región del pueblo…Lo que pasó en Vietnam es algo diferente a lo que está pasando en Angola; lo que está pasando en Angola, afecta primero a Angola, segundo afecta al Africa, y tercero afecta el balance de poder entre Estados Unidos y la Unión Soviética. O sea, que si los americanos se deciden a intervenir en Angola, y piensan que lo que estamos pidiendo son soldados americanos para que nos vengan a ayudar están equivocados;les decimos que hemos probado durante tres años que no hemos necesitado un solo extranjero para ayudarnos; durante tres años hemos sido suficientes, no sólo para mantenerlos a raya sino para avanzar y conquistar posiciones; tomemos por ejemplo el caso del ferrocarril de Benguela, donde el gobierno de Luanda, los rusos y los cubanos se han fijado como meta la operación del ferrocarril en operación y no tendrán éxito, lo que quiere decir que los cubanos y los rusos no son invencible. Es importante que se sepa que los americanos pueden ayudarnos sin enviar sus hijos a morir en Angola; queremos que nos ayuden porque nosotros queremos aplicar lo que dijo una vez Winston Churchill, que sólo necesitamos las herramientas y que nosotros haríamos el trabajo.

Regalado: Usted mencionó el ferrocarril de Benguela…¿Se sabe que Neto está contratando mercenarios?

Savimbi: Yo no creo que Neto pueda encontrar mejores mercenarios que los cubanos que han tenido durante tres años; yo creo que la mejor calidad de mercenarios es la que Neto ha estado utilizando debido a que es un ejército regular bien equipado por Rusia, que tiene unidad y disciplina; si esto se puede decir, y han fracasado, o sea, que cualquier mercenario que Neto esté tratando de contratar no será suficiente.

Regalado: Por supuesto que el pueblo angolano está consciente del alto precio que está pagando mi pueblo, el pueblo cubano en la guerra de Angola. ¿No es así?

Savimbi: Vamos a tomar esta pregunta en dos ángulos: Primero, lo que los rusos están invirtiendo en el esfuerzo para mantener a los cubanos en Angola está siendo evaluado en la actualidad entre uno y dos millones de dólares diarios. Es por eso que yo creo que los rusos estuvieron de acuerdo en convencer a Neto para que buscara dinero americano para Angola, para que en lugar de que los rusos paguen dos millones de dólares diarios para mantener a los cubanos, sean los americanos quienes los paguen. Segundo, cual es el precio que nuestro pueblo está pagando por esta resistencia, por su independencia:masacre, miles de personas han muerto, miles se encuentran sin hogares, miles son huérfanos; tenemos, pues, que poner en la balanza cuál es la pérdida de Rusia al mantener los cubanos en Angola para que realicen su trabajo sucio frente a lo que está pagando en sufrimiento el pueblo angolano. Pensamos que los americanos deben mirar esto, porque es importante no sólo para nosotros, sino para todos los paises que aman y respetan la libertad, y yo creo que lo que estamos haciendo ahora en Angola, al resistir, tiene una relación con la historia. Lo americanos se atrevieron hace 200 años a enfrentarse al país más poderoso, que era Gran Bretaña; tenían sólo a dirigentes decididos y osados, contaban con la unidad del pueblo…y una nación débil que era en aquel entonces América triunfó y derrotó a Gran Bretaña. Gracias a George Washington, gracias a Thomas Jefferson, a Samuel Adams,y ganaron la independencia. Los americanos no pueden ignorar que lo que estamos haciendo hoy nos recuerda en nuestras mentes lo que ellos hicieron hace 200 años…Y tenemos otro importante documento que nos alienta mucho a nosotros; es la Declaración de Independencia de los Estados Unidos, que dice exactamente esto:”que el gobierno tiene una obligación de defender a los ciudadanos, de crear condiciones de estabilidad, crear el bienestar material y espiritual para el pueblo”, y si ese gobierno no cumple según la Constitución, “los ciudadanos no sólo tienen el derecho sino la obligación de derrocar a ese gobierno, porque ese es un gobierno ilegal”. Por eso decimos que lo que estamos haciendo en Angola es exactamente lo que hicieron ellos, siguiendo en un contexto diferente la filosofía de América. Yo creo que tenemos muchas cosas en común con América; por eso estoy seguro que ellos deben saber que nosotros somos sus aliados.

Regalado: La política de Derechos Humanos, por ejemplo, ¿acaso tiene el pueblo angolano derechos humanos?

Savimbi: Yo creo que la Declaración de Derechos Humanos dice que todos los hombres nacen iguales, iguales en dignidad y derecho. No podemos decir que existe cualquier posibilidad de hablar sobre derechos humanos en un país donde hay una fuerza expedicionaria de 25 mil hombres dedicados a una labor de asesinar, de saquear, de asaltar; no podemos hablar de derechos humanos en un país donde una fuerza expedicionaria ha puesto en el poder a una minoría; no podemos hablar de derechos humanos en un país donde tropas de una superpotencia como Rusia con sus generales, planean masacres de inocentes; no hay derechos humanos en Angola, y es una paradoja que los abanderados de la política de derechos humanos, la cual nosotros apoyamos, puedan venir a Angola y justificar la presencia de las tropas cubanas en Angola como un factor de estabilidad. Un hombre que defiende los derechos humanos no sólo en su país sino en el mundo, ¿cómo podemos aceptar esto? Hay personas en la administración Carter que no sólo han caído en una contradicción en política internacional sino también han caído en una contradicción de su propio país, porque no se puede pedir derechos humanos en Rusia, no se puede pedir derechos humanos en Cuba, no se puede luchar por los derechos humanos en Europa, cuando se acepta que los cubanos pueden permanecer en Angola como un factor de estabilidad.

Regalado:Precisamente, un tema relacionado, ¿cuál es su análisis sobre el comportamiento de las tropas cubanas en Angola?

Savimbi:Los soldados cubanos han tenido tres actitudes: Cuando comenzaron a llegar a los finales de la guerra civil, trataron de ganarse a la población, pero inmediatamente se dieron cuenta que el pueblo no los quería, porque eran extranjeros, porque representaban una nueva fuerza externa de opresión. Entonces los cubanos comenzaron a disparar contra las mujeres, los niños, a cometer actos de bandidaje; los cubanos después de un tiempo en esta actitud se dieron cuenta que mientras más actos cometían contra el pueblo, más el pueblo se unía a la resistencia. Hoy la actitud que tienen los cubanos es de desesperación; hoy los cubanos disparan no sólo contra nuestro pueblo, sino contra los angolanos del MPLA. O sea la primera actitud fue la de tratar de ganarse a nuestro pueblo, la segunda disparar en forma indiscriminada, y la actual es que se han vuelto locos, disparando incluso contra los que dicen que los llamaron. No hay un solo día en que los cubanos no disparen contra miembros del MPLA, lo que quiere decir que los cubanos han llegado a la conclusión de que debido a las atrocidades que cometen, ya ni el MPLA los quiere.

Regalado: Sin embargo Castro está enviando más cubanos. Por ejemplo, los acuerdo firmados por Carlos Rocha en La Habana -que por cierto fue destituido por Neto- para enviar miles de cubanos más.

    Savimbi: Absolutamente, Castro está queriendo hacer una colonia en Angola, y deseo clarificar algo: la prensa está diciendo que Carlos Rocha fue despedido porque firmó una serie de acuerdos con Castro sin la autorización de Neto. Esto es falso. ¿Quién envió a Rocha a Cuba? ¿Acaso Rocha se escapó hacia Cuba? No, Rocha fue enviado por el Presidente, y sí fue a firmar acuerdos entre Luanda y La Habana. Rocha encabezaba una delegación, o sea, que iba en carácter oficial a La Habana; yo estoy convencido que Rocha fue despedido por luchas internas en el MPLA, pero los acuerdos que él fue a firmar serán cumplidos en forma absoluta por ambos lados, por Angola y por La Habana. Nadie va a romper esos acuerdos; esos acuerdos son oficiales; o sea, que es falso totalmente de toda falsedad, lo que han dicho que Neto despidió a Rocha porque ya no quiere más cooperación de los cubanos; yo estoy convencido realmente que los diez mil cubanos que han prometido para el 79, vendrán a Angola, porque el acuerdo fue hecho entre Castro y Neto. Rocha fue sólo el instrumento.

Regalado: Presidente, entonces con más cubanos llegando a Angola, ¿qué va a pasar en los próximos meses?

Savimbi: La realidad es que la independencia, la libertad, la dignidad, no pueden ser conquistadas si el pueblo no está preparado a pagar un precio para conquistarlas; las guerras son largas y son duras y, a veces, dejan a los pueblos después de la victoria, física y moralmente mutilados. Pero el pueblo angolano ha aceptado pagar ese precio; mientras más tropas Castro envíe a Angola, más será el odio de los angolanos. Porque hoy por hoy, los cubanos no sólo colonialistas, sino también se han convertido en un peso para el pueblo angolano. Los soldados cubanos están comiendo muy bien. Tienen todas las casas que fueron dejadas por los portugueses cuando abandonaron el país. Los angolanos no tienen casas. Cuando hay comida, es sólo un poco de comida, porque la región productora no produce; pero cuando traen de Checoslovaquia y otros países comunistas, esa comida es para los cubanos. Cuando los cubanos se internan en la selva con los FAPLAS (ejército de Neto), los cubanos tienen comida en raciones de combate; los angolanos no comen. Cuando los cubanos nos atacan y respondemos violentamente, los cubanos muertos son llevados en helicópteros hacia las ciudades o pueblos, mientras que los FAPLAS angolanos quedan heridos, en el terreno, hasta que mueren. Los cubanos que manejan los helicópteros prefieren llevarse a sus muertos que a los angolanos heridos y sacrifican a los soldados del MPLA. Todo esto está creando un tremendo sentimiento de odio contra los cubanos en Luanda, no por miembros de UNITA, sino por los propios del MPLA. Un cubano que se atreva a salir solo de noche en Luanda, es muerto seguro.

–Los cubanos ya no están seguros en ninguna parte de Angola -añade Savimbi-; antes morían cuando entraban en la selva. Ahora mueren a manos de sus aliados. En Angola hoy todo el mundo es enemigo de los cubanos; y no creo que Castro tenga derecho de crear hondos sentimientos de odio entre el pueblo angolano y el pueblo cubano; porque sabemos que el pueblo cubano es un gran pueblo; que el pueblo cubano ama la libertad; es un pueblo que siempre ha amado la cooperación fraternal entre naciones, pero para estas metas Castro se ha convertido en un obstáculo que dejará tras él una estela de odio; porque nosotros los líderes de la resistencia entendemos esto muy bien. Sabemos que existe una gran diferencia entre el pueblo cubano y el régimen cubano; existe una diferencia entre el soldado cubano y Fidel Castro, pero que a medidas que Castro continúe asesinando a nuestro pueblo, masacrando a humanos, esta situación desembocará en una cuestión a decidir entre el pueblo cubano y el pueblo de Angola. Yo creo que el pueblo cubano, ese pueblo tan bueno que luchó por su independencia en contra de la tiranía española, en contra también de la dominación americana, en contra de las dictaduras, ese pueblo luchará de nuevo para evitar que Castro deje una herencia de odio en Africa.

Pase de cuentas

El general de división Arnaldo Ochoa, ejecutado el 13 de julio de 1989

El general de división Arnaldo Ochoa, ejecutado el 13 de julio de 1989

El costoso ataque sudafricano del 14 de febrero de 1988 incomodó mucho a Fidel Castro, quien lo sacó a colación durante el juicio al general Arnaldo Ochoa en julio de 1989 -apenas un año y medio después-. Castro dijo entonces que Ochoa había sido repetidamente advertido sobre la maniobra sudafricana y que no preparó adecuadamente las defensas.

De no haber sido por el ataque suicida de los tanques -que tan bien describió el lector Grupo Acorazado Cubano en un post previo – los sudafricanos podrían haber llegado al puente y habría confinado a las restantes brigadas FAPLA al este del río Cuito, allanando el camino para tomar la estratégica localidad.

Tras el casi desastre del 14 de febrero, Fidel Castro -que, como muchos recordarán, confesó después que ese año 1988 se dedicó a dirigir la guerra en vez de su propio país- despachó a Leopoldo Cintra Frías a Cuito, encargándolo de implementar su estrategia. Esta consistía en dejar solo una brigada al este del río para proteger el puente, donde la situación ahora era crítica*.

Inicialmente, la historia oficial cubana trató de reescribir los sucesos del 14 de febrero, como hemos relatado aquí; pero durante el juicio a Ochoa, tanto Fidel como Raúl Castro sacaron a relucir el costoso contraataque de los tanques. En su discurso final ante el Consejo de Estado, que selló la suerte del general en desgracia, Fidel Castro culpó a Ochoa de la pérdida de cinco tanques y 14 vidas cubanas el 14 de febrero de 1988.

*Les debo un mapa legible de la batalla, pero no he podido encontrarlo hasta ahora.

El segundo ataque a Cuito Cuanavale

El segundo ataque de los sudafricanos en Cuito Cuanavale se vio demorado por un brote de hepatitis, que obligó a evacuar a los jefes militares por vía aérea, indica el Edward George, autor de The Cuban intervention in Angola, 1965-1991.

Esta es la reconstrucción del ataque según el historiador:

Los comandantes de la Brigada 20 estaban bajo gran presión para completar su misión lo antes posible, pero debido a ese imprevisto no pudieron finalizar los planes del asalto hasta el 11 de febrero de 1988. El objetivo principal era la brigada 59, percibida por los sudafricanos como clave para el sistema defensivo de las FAPLA en Chambinga. La UNITA tenía la misión de penetrar entre la brigada 59 y la 21 (objeto del primer ataque, el 13-14 de enero) y golpear ambas posiciones.

El ataque comenzó el 14 de febrero, con fuerte bombardeo simultáneo a ambas brigadas FAPLA. Cada brigada por separado creyó ser el blanco y comenzó a pedir refuerzos, creando confusión en el mando militar angolano, que envió tropas de una posición a la otra.

A las 2 de la tarde un escuadrón de tanques Oliphant penetró las posiciones de la brigada 59. Sólo encontró fuerte resistencia cuando se acercaron al complejo de búnkers que protegía la sede de la Brigada.

Tanque Oliphant

Tanque Oliphant

El apoyo de una fuerza de vehículos blindados Ratel obligó a las FAPLA a abandonar sus posiciones y huir hacia Tumbo. Al menos cuatro T-55 quedaron afectados tras un breve enfrentamiento entre la brigada de tanques angolana y los Oliphant.

El comandante de la Brigada 59 pidió más refuerzos y se le ordenó lanzar un contaataque al Tercer Batallón de Tanques. Siete tanques del Grupo Táctico, bajo el mando del teniente coronel Ciro Gómez Betancourt, encabezaron la fuerza que se dirigió hacia las posiciones angolanas. Uno de los tanques se rompió en el camino.

La señal de las FAPLA fue interceptada por los sudafricanos, que enviaron a una fuerza del 61 Batallón Mech a interceptar los vehículos, desencadenando la primera batalla de tanques de la Guerra de Angola.

Tal como recuerda el lector Grupo Acorazado Cubano en su testimonio, la visibilidad en la maleza era pobre. Los sudafricanos recuerdan haber visto llegar una “turba”de tanques cubanos. El combate fue caótico, y los cubanos impresionaron al enemigo con sus incursiones agresivas y a veces suicidas en busca de blancos en medio del escuadrón sudafricano.

La distancia entre los tanques llegó a ser de sólo 100 yardas (unos 90 metros). Al final del día, el único tanque operacional era el de Gómez Betancourt, que había sido impactado tres veces.

Al atardecer, ambas partesperdieron comunicación entre sus vehículos y los sudafricanos comenzaron a retirarse. Esto permitió que Gómez Betancourt, que había chocado intencionalmente contra un árbol para camuflar su tanque, recuperara a los nueve sobrevivientes cubanos, seis de ellos gravemente heridos.

En el libro “Prepárense a vivir”, de Roger Ricardo Luis (citado por Edward), Gómez Betancourt recuerda que uno de los heridos le pidió un cuchillo para cortarse algo que le molestaba: su brazo izquierdo, que le colgaba por un pedazo de piel desde el hombro.

Los sobrevivientes cubanos lograron replegarse a las posiciones de la Brigada 16, eludiendo los campos minados por la FAPLA.

El saldo del segundo ataque a Cuito, según Edward, fue el siguiente:

FAPLA: Más de 500 soldados muertos, 17 tanques y otros vehículos destruidos

Cuba: 32 muertos, 14 de ellos durante el contraataque de tanques.

Sudáfrica: Oficialmente, 4 muertos y 7 heridos. Cuba asegura haber destruido una docena de tanques y haber causado grandes bajas a la UNITA.

Sobre la reacción del gobierno cubano a este ataque y su impacto en el mando militar en Angola, será el próximo post mañana, que este ya se alarga demasiado.