Nuestros antiguos enemigos

He encontrado un par de videos que muestran a las tropas sudafricanas en acción durante la última etapa de la Guerra de Angola. En ambos, los veteranos que los subieron a Youtube se refieren a la “guerra olvidada”.  ¿Qué impresión les causan hoy estas imágenes a los que no las pudieron ver en la época en que combatían?

Anuncios

Muro del Recuerdo pone fin a controversia en Sudáfrica (por ahora)

Muro del Recuerdo en el monumento Voortrekker de Pretoria, inaugurado el 25 de octubre de 2009

Muro del Recuerdo en el monumento Voortrekker de Pretoria, inaugurado el 25 de octubre de 2009

El pasado 25 de octubre se inauguró el Muro del Recuerdo en el monumento Voortrekker de Pretoria, dedicado a los soldados de la SADF caídos entre 1961 y 1994, la mayoría en Angola y Namibia. Fue erigido con donaciones privadas luego de que fracasaran las gestiones de los familiares de los caídos para convencer al administrador del Freedom Park, Dr Mongane Wally Serote, de colocar los nombres en ese lugar.  Serote se negó alegando que no eran “luchadores por la libertad”, como mencioné en un post sobre el tema.

Sin embargo, en el Freedom Park están los inscritos los nombres de 2,016 cubanos muertos en la Guerra de Angola, muchos de ellos a manos del ejército sudafricano. Los nombres les fueron entregados a Serote en el 2006 por la entonces embajadora de Cuba, Esther Armenteros. La cifra oficial de muertos cubanos en Angola fue de 2077. Llama la atención que no se hayan incluido los nombres de 61 de ellos.

La ceremonia del 25 de octubre en Voortrekker, solemne y sobria, cierra de momento la polémica, aunque no las heridas:

Noten en el video la presencia de varios generales sudafricanos además de veteranos negros y sus familias. El estereotipo de que el ejército sudafricano estaba formado por “racistas” -referencia que se usa aún en la prensa oficialistas cubana- equivale a la representación de los soldados cubanos en Angola como “comunistas”.

La noticia de la inauguración del nuevo monumento de las SADF pasó prácticamente desapercibida; pocos medios se hicieron eco de ella en Sudáfrica. Me enteré revisando sitios de veteranos sudafricanos.

En cambio, es fácil encontrar en Internet una noticia mucho más divulgada, de algo que sucedió 4 días después: la visita de Aleida y Camilo Guevara, hijos del Che, a Freedom Park, donde depositaron una ofrenda floral para honrar a los cubanos caídos en Angola.

A mí esta historia me deja con muy mal sabor. ¿Cómo nos sentiríamos en nuestro país si un gobierno post castrista decide que nuestros muertos en Angola no deben ser honrados porque eran representantes de la ideología comunista y en su lugar decide homenajear a sus antiguos enemigos?

¿Cómo se sentirán las madres sudafricanas pensando que se prefiere rendir tributo a quienes apretaron el gatillo contra sus hijos?

Cubanos y sudafricanos fueron a la guerra cumpliendo las órdenes del gobierno de turno, representado a sus estados.  La mayoría de los sudafricanos  no tenía otra opción -un intento de escapar del reclutamiento podía costar hasta 6 años de cárcel. La mayoría de los cubanos, tampoco: negarse a ir equivalía a cárcel para los militares y al rechazo social para los civiles.

El acto de los Guevara en Sudáfrica resalta la hipocresía con que el gobierno cubano maneja el tema de sus veteranos de guerra. Los muertos reciben ofrendas florales en Sudáfrica, y en La Habana cuando pasa un dignatorio africano; los cientos de miles de sobrevivientes no tienen ni un Día del Veterano o del Internacionalista, ni una pensión decente, ni un privilegio mínimo.

Veteranos sudafricanos buscan colaboraciones de cubanos

Para quienes no lo han notado, el post  “Veteranos sudafricanos, entre la controversia y el olvido” , generó un interesante y respetuoso debate con veteranos sudafricanos de la Guerra de Angola.

Los ex combatientes han estado traduciendo los posts y comentarios de este blog del español al inglés con ayuda de Google, y yo traduje la mayoría de sus comentarios del inglés al español.  No obstante, si queda alguno por traducir a nuestro idioma, les recomiendo usar el traductor de Google , que ellos usaron con eficacia.

A raíz de este debate, dos veteranos sudafricanos me han escrito en busca de la colaboración de cubanos que participaron en la guerra de Angola.

Dean Wingrin, webmaster del Sitio No Oficial de la Fuerza Aérea Sudafricana está recopilando en un libro historias escritas por los que lucharon contra las Fuerzas Aéreas Sudafricanas (SAAF) y la UNITA de 1966 a 1989.

Me parece que puede ser una oportunidad interesante para los veteranos cubanos. No creo que hasta ahora se haya hecho ningún texto similar sobre la guerra de Angola.

Las historias puede girar en torno a experiencias, un puesto o un incidente específico, pero desde una perspectiva personal.

Si es posible, pide el señor Wingrin, incluyan algunas fotos escaneadas.

El relato puede ser largo o corto, como deseen. Puede ser humorístico o serio, una historia larga o varias separadas. Lo importante es que sean desde una perspectiva personal. Pueden ser en español si no dominan el inglés.

Los interesados pueden escribirle a:  dean@SAairforce.co.za

Por otro lado, Coenraad Bekker, quien estuvo en Angola en 1975 en el grupo Foxbat  1SSB de vehículos blindados [Foxbat group 1SSB Armour cars] pide a los ex soldados cubanos que desee hablar sobre la guerra o comunicarse, que le escriban a:   southernforklifts@telkomsa.net

Veteranos sudafricanos, entre la controversia y el olvido

Soldados de la SADF en patrulla en 1994

Soldados de la SADF en patrulla en 1994

Al igual que los veteranos cubanos, en la Sudáfrica actual los ex combatientes de las SADF enfrentan el silencio y el olvido. Entre 1967 y 1994 al menos 600 mil hombres, en su mayoría blancos, fueron reclutados para el servicio militar. Miles de ellos participaron en las Guerras Fronterizas -Namibia y Angola-, donde perecieron cerca de 2 mil, una cifra similar a la oficial de muertos cubanos en tierras angolanas.

Quienes se rehusaban a entrar en el servicio militar tenían tres opciones: objetar motivos religiosos, pasar seis años en la cárcel o huir de Sudáfrica.

Para muchas familias sudafricanas, los jóvenes cumplían el deber de frenar lo que llamaban “el peligro rojo y negro”: el comunismo y el nacionalismo africano. Pero a casi 20 años de la retirada sudafricana de Angola, muchos veterano se cuestionan su participación en esa guerra. Uno se preguntan por qué sacrificaron tanto para luego entregar el poder a sus enemigos. Otros, por supuesto, están orgullosos de haber luchado allí.

Tras la caída del régimen del apartheid, sólo 31 veteranos de las SADF solicitaron amnistía ante la Comisión de Verdad y Reconciliación, a la que consideraron prejuiciada contra ellos. Desde entonces se han escudado en el silencio por temor a represalias de los nuevos gobernantes sudafricanos , refugiándose en foros en Internet.

En el 2006 salieron del ostracismo para reclamar el lugar y el honor que consideran merecen en la historia de su país.  Ese año estalló una controversia cuando el presidente del Fondo Fiduciario para el memorial Parque de la Libertad -entonces en construcción-, Wally Serote, se negó a incluir  en las paredes del lugar los nombres de los soldados de las SADF, alegando que no podían considerarse combatientes por la libertad. Los nombres de los soldados cubanos caídos en Angola sí figuran en en sitio.

Vista de una sección del Parque de la Libertad en Pretoria

Vista de una sección del Parque de la Libertad en Pretoria

Finalmente en julio de este año se anunció que se erigirá una pared en el monumento Voortrekker, también en Pretoria, costeada con fondos privados, para rendir tributo a los veteranos de las SADF.

Monumento Voortrekker en Pretoria

Monumento Voortrekker en Pretoria

Los veteranos de las SADF también tiene un monumento desde 1979, en Fort Klapperport, Pretoria.